Gianna

Gianna, 
Hijita linda, quiero darle gracias a Dios por darme la dicha de ser tu mama y la responsabilidad de ser tu guía por siempre.

Naciste el 09 de Febrero del 2014 a las 8:55 a.m. pesando 3.290 kg. ahi te pude tocar por primera vez; saliste de mi vientre llorando y a penas te pusieron cerca a mi, para tan solo darte un beso y una foto, fue cruel separarnos por 3 horas, pero a la vez felicidad que hasta lagrimas derramo de recordar aquel momento tan maravilloso.



Los primeros días fueron intensos, verte tan pequeñita, tan indefensa y yo tan inexperta, no puedo negarte que fueron los días mas duros de mi vida: el adaptarme a ser mama, el poner toda mi atención y tiempo en ti; sin embargo, lo traté de hacer y lo hice con todo mi amor y mucha disposición para aprender rápido a cambiar tu pañal, a bañarte y a darte de mamar. Gracias a Dios que  tuvimos a tu abuelita Mary a nuestro lado para guiarnos en todo momento, allí entendí hijita que la función de mamá nunca termina.





Darte de lactar hijita, no ha sido una tarea fácil, pasar a los comentarios que de repente no son mal intencionados, de parte de mi familia y la familia de tu papá, como por ejemplo, que tienes poca leche, que la niña se muere de hambre, pero al final hijita nunca deje de darte mi pecho, la lactancia es dura, pero si persistes lo vas a lograr, hasta  hoy te he dado de lactar y ahora siento una conexión muy hermosa contigo, es una maravillosa experiencia.




El primer mes fue súper difícil  para nosotros; es mi deber contarte que tu papi nunca se separo de nosotras. Conmigo siempre fue muy atento y contigo hijita mucho mas, el te ha comprado muchos juguetes, lavado tu ropa, te cambiaba el pañal y te sacaba tu chanchito (seguro vas a decir ¿y mi mama no hacia nada? Ja!, bueno hijita no te voy a mentir jaja tu mama no es la mejor haciendo cosas en casa, gracias a Dios teníamos a tu papa y ayuda en casa ).




Continuará.........