11/13/2014

Nos gusta Movernos con Libertad


Una alternativa si queremos que nuestros bebes no compitan con normas establecidas por la sociedad es la práctica cotidiana de Moverse en Libertad.
Libertad exenta de la intervención de los adultos en el desarrollo, ausencia total de imposición de posturas que el niño no alcanza por sí mismo. Libertad para construir y ser el motor de su propio desarrollo, libertad para mostrar su individualidad y presencia, su originalidad.

Nunca me gustó la idea de sentar precoz mente a los bebés, pero en mi caso con Gianna ya lo habían hecho algunos familiares,  desde ahora y por mi parte trato mucho de no colocar a mi hija en posiciones que no logra por si misma. Por lo que he leído estas razones van mucho mas allá de lo físico, hoy las razones tienen que ver con el desarrollo emocional y cognitivo.


Sentar prematuramente a los bebés es una práctica muy frecuente en nuestra sociedad, pero nadie sabe que también al obligarlo a sentarse sin haber practicado la musculatura anti-gravatoria o sin lograrlo por si solo , también lo obligas o impones a marcar un ritmo, del cual puede ser un poco perjudicial para su fisionomía. 
Un bebé que no es sentado precoz mente es un bebé / niño que desarrollará el desplazamiento a temprana edad. 
Cuando un pequeño descubre los giros y descubre que si gira más de una vez puede alcanzar ese objeto que le llama la atención, comenzará a desplazarse. Y así va descubriendo que no debe esperar a gatear o caminar para lograr metas más altas, para llegar a lo que se propone, para sentirse seguro en su cuerpo y a la vez, sentir que es cuerpo activo en el espacio. En consecuencia, sus relaciones espaciales son más ricas, comienza a relacionarse con limites y se convierte en un explorador activo del ambiente. 

Gianna tiene 9 meses cumplidos y ella todavía no gatea, pero no pienso compararla con otro bebé de su edad, dejo fluir sus movimientos y trato en lo posible de dejarla echada en la cama para que haga los giros que quiera y la observo girar, moverse hasta un determinado punto para alcanzar algo que le llama la atención, arrastrarse para llegar donde mi, con sus manitas colocándolas en mis piernas y de ahí subiendo y subiendo, hasta llegar a la teta, a veces pide ayuda, y la ayudo, a veces pide ayuda sin llorar y dejo que avance mas, pero trato de no intervenir, es difícil, pero deseo que lo haga por si misma.

Tratando de seguir con la libertad de movimiento el objetivo de esto es proporcionar a los bebes un entorno adaptado a sus necesidades con ropa cómoda, espacio suficiente y ausencia de toda intervención por parte del adulto. Así el desarrollo motor se realiza de forma espontánea. Las posturas que el bebe realiza voluntariamente por propia iniciativa es justo el momento en que sus músculos llegan a madurar y el movimiento se encuentra mejor estructurado, ya que son efectos de la coordinación del conjunto de las partes del todo su cuerpo. 
Nosotros como padres debemos de mostrar paciencia, dulzura y evitar en lo posible intervenir, a no ser que este pasando por una caída en un lugar que no se haya preparado 

Gianna gateará en el momento que este preparada y caminará de la misma manera en el tiempo que su cuerpo este preparado, mientras yo le voy preparando un ambiente para que se desarrolle en libertad el tiempo que necesite, si me pide brazos pues ahí los tendrá para ella y cuando no quiera mis brazos, pues encontrará un espacio listo.

Les dejo un cuadrito de la secuencia de movimientos del bebe por propia iniciativa. 





Cada madre es libre de elegir como criar a sus bebés, por ende respeto la forma de cada una de criar como desee a su hijo, solo les proporciono una alternativa de crianza natural, al cual podemos aplicar si en verdad lo deseamos. 


Comparto un vídeo de una bebe que se sienta solo en forma natural y con libertad de movimiento, si deseas verlo pincha aquí, de : Moverse en Libertad.