10/13/2014

Poema para Gianna - En qué Momento

Empecé a doblar tu ropita y a juntar tus pequeñas medias que parecen las de una muñequita...
Fue inevitable determe, mirarlas fijamente y respirar muy profundo preguntándome... en qué momento creciste?

Me pongo a recordar y es que siento como si fuera ayer que entramos juntas por la puerta de la casa, yo algo débil aún y tu tan indefensa y tan pequeñita que cabías perfectamente en el ángulo de un brazo.

Siento que fue ayer cuando no sabía bien en qué momento cambiarte el pañal, o a qué temperatura te gustaba tu baño... o cómo hacer para vestirte rápido para que no te aburras...

Cierro los ojos y siento que fue ayer cuando empezaste a tomar más leche, y nos sorprendías con tu apetito voraz, lo cual indicaba que algo sucedía en tu pequeñito ser...
si...
Y es que estabas creciendo.

Pero, a pesar de esas pequeñas señales que nos dabas...
Me pregunto...
En qué momento creciste?

Volteo a ver tus cosas, y me doy cuenta que debo reemplazar algunas cosas por otras porque ya no te quedan, o porque ya no entras cómodamente, o porque simplemente ya no son de tu "edad"...
Pero no se en qué momento creciste...

Se que debo implementar nuevas cosas en casa, que si bien nunca te gustó estar acostada en brazos, ahora es imposible que lo estés pues deseas estar sentada todo el tiempo mirando y disfrutando de todo como si fueras una personita grande...
Y me sigo preguntando... en qué momento creciste...

Te escucho y me enorgullecen tus avances, tus nuevos sonidos, tus "conversaciones"... y que nos comuniques todo lo que puedes y como puedes...
Y no me respondo... en qué momento creciste...

Te veo y me llenas de felicidad, y me encanta ver cómo intentas sentarte sola, adoro la forma en que coges tus cosas, te las llevas a la boca, las miras con curiosidad, y si no llaman tu atención las sueltas con fuerza...
Y no se en qué momento creciste.

Doy gracias al cielo por que se que estás bien, que eres una bebé feliz, que eres una bebé astuta y curiosa, y que por todas las señales que nos das... estás creciendo. Pero aun no se en qué momento creciste.

Se que pasarán días, tal vez meses o incluso años, y no se si mi amor de madre podrá crecer más aún - no se si es posible amarte más - pero si se que me seguiré preguntando cuándo fue que creciste.

Te digo algo mi pequeña?... a veces será un poco difícil para mi aceptar que ya no te puedo tener entre mis brazos porque quieres descubrir la vida, descubrir nuevas cosas, personas, lugares... A veces voy a querer regresar el tiempo en el que entrabas completamente dormida en mi pecho y nos abrazábamos así hasta que amanecía. Habrán días en los que desearé incluso tenerte aún en mi vientre para protegerte...

Pero no dejes de crecer Chinita preciosa.
Aunque me siga preguntando en qué momento creciste.

De: Pimienta.