8/11/2014

Que hacer cuando te muerden el pezón


Hace una semana hablé en mi Facebook que a mi bebé le estaban creciendo los dientes, bueno le han crecido 2 dientecitos en la parte inferior, razón por la que estuvo con mucha baba y metiéndose la mano a la boca constantemente, dicho sea de paso, todavía no logro quitarle esa manía debido a que le sigue picando las encías, pero déjenme contarle que estos dientecitos no solo vinieron acompañados de picazón, irritabilidad y babeo, además vinieron acompañados de mordiscos, no sé porque de cuando en cuando ella me sale mordiendo, he notado y he investigado que me muerde por diferente razones, pero ella constantemente me muerde  cuando ya no quiere la teta o le pica mucho, además cuando no tenia dientes notaba que hacia mordidas pero no fuertes, ahora con esos dientecitos duele, y sí que duele, psicológicamente las mordidas son parte del  aprendizaje y desarrollo de habilidades motoras en la boca, ya que la boca es su principal órgano táctil durante mucho tiempo y es por eso que cada vez que cogen algo, lo primero que hacen es llevárselo a la boca.
Las mordidas normalmente se producen cuando los peques van desarrollando su inteligencia social, alrededor de los 4-6 meses, a lo que ella está muy atenta  a las reacciones que representan sus acciones. Al principio y la primera vez que lo hice pegué el grito, ya que me hizo ver estrellas, a lo que mi pobre bebé lloró de susto, me hizo sentir una culpa terrible no saben, quizás nosotras como madres no sepamos transmitirle nuestro dolor y disgusto a nuestros peques y le mandamos señales inequívocas. Sí, los bebés tienen cierta inteligencia social, pero se basa muchas veces más en la interpretación de los tonos de voz y de las expresiones faciales que en la escucha y entendimiento de las palabras que les estamos diciendo.

Poco a poco fui investigando como hacer que ella deje de morderme y lo estoy consiguiendo con estos truquitos desde mi experiencia solo reaccionar rápido ante las primeras mordidas.
- Un NO claro y contundente. No se trata de reírse en la cara del bebé, ya que le estaríamos diciendo continua bebé eso me gusta, tampoco como hice yo al primer momento, bueno no tanto, pero si grité, algunas gritan mas fuerte, pero evitar gritar y asustar al bebé mas que todo al decirle que no. basta con un NO firme y claro.
- Una clara expresión de dolor, que acompañe nuestro sentir para que vea claramente nuestra molestia si lo vuelven a hacer.
- Un mensaje verbal, aunque sepamos que nos es su principal herramienta de comunicación, que sea de acuerdo a la edad del bebé, una palabra o tono en el cual le hablamos, no bebé, si muerdes a mama le duele, si la sigues mordiendo ya no saldrá mas lechita, o a lo que estemos acostumbrados a decirle.
- Un acto consecuente, algunas optan por quitar el pecho a la primera mordida, otras a poner gestos, yo lo que hago es cada vez que mama le agarro su manito, solo le aprieto la manito despacio para que sepa que reacciono ante el dolor.

Obvio que no está en practica todo maltrato con el bebé a fin de que nos deje de morder. Nuestros hijos se merecen todo nuestro amor, paciencia y cariño, pero eso no supone que tengamos que sufrir dolor físico para alargar la  lactancia. Probablemente el bebé llore y proteste si le quitamos el pecho, y claro que le consolaremos, pero es importante que le hagamos saber que no aceptamos ese tipo de "exploración" ya que nos causa un gran dolor físico.

La raíz de las mordidas en casi todos los bebes responden a muchas señales, algunas mamás no sabemos adivinar, otras ya saben que hacer, pero mayormente nosotras las primerizas necesitamos investigar y llenarnos de conocimiento para aplicarlas con amor a nuestros hijos, ya que son nuestra razón de ser, acá algunas razones por las cuales nos muerden nuestros pequeñines: (fuente una maternidad diferente)


  • Le ofrecemos demasiado el pecho y el bebé muerde para manifestar su rechazo. Esto suele producirse en bebés con cuatro o cinco meses, que están más interesados en aprender de su entorno que en pasar mucho tiempo al pecho.
  • Muerde cuando ha terminado la toma. Habrá que tratar de adelantarse para evitar el mordisco y enseñarle a separarse de la teta sin necesidad de morder.
  • Tiene molestias en las encías. Si pensamos que la causa del mordisco pueden ser dolores o incomodidad relacionada con la dentición, podemos ofrecerle mordedores o una zanahoria fresquita para que muerda en lugar del pezón.
  • Reclama nuestra atención. A veces, las mamás estamos con frecuencia distraídas leyendo, viendo la tela, hablando por teléfono, chateando y el bebé muerde para reclamar la atención. En este caso, será importante dedicarle al pequeño la atención que reclama mientras se alimenta para evitar esos mordiscos ocasionales.


  • También he leído que cuando los bebes están mas grandecitos como mas de 1 año aparecen otros problemas relacionados con el mordisco, ahí si es recomendable usar el mensaje verbal dado que ya están mas grandecitos y pueden entender mucho mejor las palabras aunque ellos no sean capaces de articular bien los sonidos y palabras, ellos siempre se mostrarán dispuestos a colaborar.

    Otro problema es cuando se quedan dormidos con el pecho y muerden, a pesar de que es mi caso, todavía creo que mi bebe, no me ha llegado a morder en esta etapa, pero por si acaso me investigué que ellos tienden a cerrar la mandíbula hasta hacer daño al pezón, en este caso es imposible seguir con los consejos explicados arriba, ya que nuestro peque no se encuentra consciente ni dispuesto a escuchar el mensaje, en este caso bastará con colocar el dedo meñique entre la boca y el pecho de la madre y retirarlo del pecho, haciendo palanca y lograr que el bebe abra mas la boca y sacar el pezón sano y salvo.

    Existen algunas mamás que por estas razones interrumpen años de lactancia prolongada, en este caso la recomendación es insistir, claro en el caso de los bebes grandecitos en que abran bien la boca... Y no solo hay que decírselo sino enseñárselo. Les decimos "Abre la boca grande" o "Abre la boca así", mientras les enseñamos todo lo que abrimos nuestra propia boca, y luego les damos el pecho. A veces es mano de santo y otras es solo una mejoría suficiente para que el trance sea soportable..

    Todos estos consejitos me han ayudado a que mi beba vaya dejando de morderme, no del todo pero se que con insistencia se que voy por buen camino y lo mejor que me llevó a no suspender temporalmente la lactancia debido al dolor.
    Y ustedes mamis, alguna pasa por lo mismo?
    les agradeceré sus comentarios.